FERRETEROS

Historias que inspiran: Pasión ferretera hecha realidad en Construcentro

Historias que inspiran: Pasión ferretera hecha realidad en Construcentro

“Los recuerdos de mi niñez fueron en una ferretería viendo a mi papá vender productos Argos en su negocio”. Esta es la historia de Carlos Fragozo Larrazábal, un empresario que siempre supo que su pasión era la ferretería.

Construcentro es su distribuidora, es la materialización de sus sueños, y resultado de la experiencia adquirida desde temprana edad, cuando decidió ser ferretero: “Hago esto no por subsistir. Es una pasión que me llena: por ayudar a las personas a construir sus casas, por hablar con la gente sobre sus proyectos. No soy ferretero por casualidad, si yo no fuera ferretero, no sé a qué otra cosa me dedicaría”.

El propósito de su negocio es ser el centro de la construcción para convertirse en el aliado de confianza de todas las personas que también quieren hacer realidad sus proyectos, pero con la asesoría ideal y productos de calidad superior.

Desde hace 8 años fidelizan con su promesa de valor, y ya son reconocidos por creer que los anhelos de sus clientes son los suyos también. Incluso visitan cada proyecto para asesorarlos frente a las soluciones que más se adecúan a sus necesidades, y lograr que todo salga perfecto.

«Aunque también proveemos a otras ferreterías, depósitos y constructoras, nuestros principales clientes son los finales, ya que en El Cesar y La Guajira la autoconstrucción es muy común. Aquí las personas adquieren su terreno y los materiales para construir su propio hogar; por eso, este se puede percibir como un proceso muy romántico».  Esta es la visión de Carlos, una labor que escogió para ayudar.

También atribuye su éxito a la oferta de precios competitivos, la gestión óptima de los suministros y la logística organizada que, gracias a Argos, permite entregas directas a cada cliente, incluso desde un saco en adelante, cuando se trata de envíos a ciudades principales.

Carlos cuenta cómo desde Argos le aportamos más valor: “Contar con el producto líder en la mente del consumidor, la mejor gestión logística de entrega en el país, el crédito que ofrecemos a través de Construyá y la creación de campañas comerciales exitosas”.

“El único cemento que vendo es Argos, siento que las bodegas de Cartagena son como si fueran propias; así puedo responder a la demanda de manera efectiva porque siempre cumplen con lo que prometen”.

Para él, esto va más allá de un simple negocio, es una pasión. Su desarrollo profesional ha estado siempre ligado al mundo de la ferretería, donde encontró lo que le gusta hacer: ayudar a construir sueños.

¡Somos Luz Verde cuando agregamos más valor a lo que haces!

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Actualidades relacionadas