FERRETEROS

Recomendaciones para almacenar correctamente tus sacos de cemento

Una correcta manipulación y almacenamiento disminuye la cantidad de sacos de cemento desgarrados y te ahorra devoluciones o pérdidas del mismo. Toma nota de las siguientes recomendaciones al momento de recibir el pedido, realizar el descargue y almacenarlo.

Pasos para movilizar sacos de cemento al lugar de almacenamiento

  1. Garantiza condiciones de acceso y estacionamiento tanto para el vehículo como para los auxiliares de carga que manipularán el producto o maniobrarán el montacarga.
  2. Las superficies de descarga, teleras o estibas,  deben estar niveladas y secas.
  3. Para el descargue mecanizado de cemento, es necesario contar con una vía de mínimo 2.80 metros de ancho y una puerta para el ingreso del montacarga de 3.8 metros. Esto con el fin de mejorar el tránsito del equipo.
  4. Los desplazamientos de descargue no deben realizarse en áreas resbaladizas o con materiales de construcción que obstaculicen el paso como lo son las gravas, las arenas, las varillas, los andamios o los tubos.
  5. El descargue no se debe realizar con condiciones climáticas de lluvia moderada o fuerte. En este caso es mejor posponer el día o la hora.
  6. No es posible realizar descargues en pisos superiores e inferiores al nivel del estacionamiento del vehículo, por ejemplo, en sótanos.
  7. Se debe tener como mínimo un espacio de 2.8 metros para almacenar una estiba al techo.

¿Cómo cuidar y almacenar sacos de cemento?

Al finalizar el descargue debes organizar y cuidar el cemento evitando daños de sacos. Para ello, ten en cuenta:
  1. Almacena el cemento bajo techo alejado de las paredes y manteniéndolo sobre estibas o teleras. Los arrumes máximos permitidos son de 14 sacos. 
  2. Debes ubicar el cemento en un sitio que esté ventilado pero que no permita el ingreso del agua o caigan goteras del techo.
  3. Evita almacenar el cemento por periodos superiores a dos meses.
  4. La rotación del cemento debe ser así: los primeros que ingresaron al almacén o ferretería, deben salir en orden de llegada.
  5. Validar las fechas de fabricación y vencimiento del cemento que está en el empaque. Así le das una correcta trazabilidad al producto.
  6. Evita pararte sobre los arrumes del cemento o almacenarlo cerca de otros materiales que puedan contaminarlo o deteriorar los empaques. 
Al tomar en cuenta estas recomendaciones de carga y almacenamiento, comercializas cemento en excelente estado el 100% de las veces, ambientas un lugar seguro de trabajo y tienes un control más preciso de tu inventario.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn