ACTUALIDAD PARA AUTOCONSTRUCTORES

Tendencias y novedades para que sigas construyendo

¿Qué tener en cuenta para elegir un proyecto de vivienda?

Claves para elegir tu proyecto de vivienda

Las licencias, los estudios geotécnicos, la información del diseño estructural, la antigüedad de la construcción o la experiencia y el nombre de la constructora, son elementos clave para elegir un proyecto de vivienda usada o nueva. Pero además de esto, ¿qué otros aspectos tener en cuenta?

Te compartimos estas tres recomendaciones del experto Juan Diego Moreno, Coordinador Asesoría Técnica de Caribe Oriental Argos.

1. Materiales certificados

Los materiales que fueron empleados o que serán utilizados durante la obra, deben garantizar el cumplimiento de los parámetros de calidad establecidos en las fichas técnicas del diseño estructural, el acero, las ecuaciones del comportamiento del concreto y demás elementos utilizados en construcción.

Cuando las constructoras utilizan materiales que no están certificados se pueden presentar fallas prematuras por causa de la variabilidad en la calidad.

¿Cuáles tener en cuenta?

Estos son tres materiales utilizados en la construcción de una edificación. Además de estos, hay otros que deben cumplir con los estándares de calidad y la normatividad específica según sea el caso. Por ejemplo, las redes contra incendio y las eléctricas:

  • El concreto: este incluye el cemento, los materiales pétreos como la grava y la arena; los aditivos y en algunos casos fibras metálicas, sintéticas o naturales, y materiales que puedan sustituir al cemento para modificar o mejorar el desempeño de la mezcla.
  • El acero de refuerzo.
  • Los ladrillos, bloques o materiales para la construcción de los muros divisorios o fachadas.

2. Reputación de la constructora

Este punto es uno de los más importantes. Conocer la trayectoria y la experiencia de la constructora permite determinar qué tan segura es la estructura de la vivienda.

A medida que la constructora adquiere experiencia, es capaz de afrontar proyectos más retadores. No es lo mismo una edificación de cinco o seis niveles, que la construcción de un edificio de 20 o 30 niveles. Este último representa mayores desafíos técnicos, logísticos y administrativos.

3. Licencias del proyecto

Todos los proyectos de vivienda deben tener licencias de construcción. En caso de no tenerlas, pueden presentarse fallas en el proceso constructivo o al momento de habitar la propiedad, como resultado del no cumplimiento de los requisitos normativos o se podría interrumpir la construcción hasta que no se cumplan con los requisitos normativos.

Contar con las licencias significa que la vivienda cumple con requisitos como el diseño arquitectónico adecuado, la observancia de la normativa actual, el uso del lote correcto, los retiros reglamentarios, la instalación de servicios públicos y el diseño estructural y de redes, entre ellas, de acueductos, alcantarillado y contra incendios.

Tipos de licencias

Estas son algunas de las licencias que dan las autoridades gubernamentales a las constructoras:
  • Licencia de obra nueva: para los terrenos en los que no se ha construido antes.
  • Licencia de ampliación: para el incremento del área construida.
  • Licencia de adecuación: es el cambio del uso de la edificación o de una parte de la misma.
  • Licencia de modificación: son los cambios en el diseño arquitectónico o estructural.
  • Licencia de restauración: es la recuperación o la adecuación de una edificación declarada como bien de interés cultural.
  • Licencia de reforzamiento: es el reforzamiento estructural ante eventos sísmicos.

Ten en cuenta que todos los materiales y las licencias de construcción con las que debe contar cada proyecto, son aspectos claves para la seguridad de la obra y así, lograr que tenga un mayor resistencia en el tiempo.

Fuente: Juan Diego Moreno, Coordinador Asesoría Técnica de Caribe Oriental Argos.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Actualidades relacionadas